Receta para dejar ir

letting_go____by_senyan

Es sábado por la noche y estoy en ese momento, a 11 días del inicio de este año nuevo, donde la incógnita es “Dejar ir o no dejar ir”, y aunque esa no sea tanto la cuestión, creo que en si lo correcto es: ¿Qué hago para poder dejar ir?

Siempre he sido una persona que se aferra mucho a las cosas, personas, situaciones, tanto positivas como negativas, tal vez sea por mi OCD o porque soy necia y terca a morir, o tal vez sea que he perdido tanto, tantas cosas, tantas personas, que simplemente el dolor de perder algo más es algo que mi cuerpo no podría analizar soportar.

Pero creo que como todo, para ser felices debemos dejar ir lo que nos hace daño, ya sea un vicio, un mal hábito, una situación, un trabajo, una persona; vida solo tenemos una y no es justo amargarnos por culpa de cosas/personas que no nos valoran o se burlan de nosotros.

Tal vez dejar ir duela, porque pensamos que nunca nada nos hará sentir igual, pero si algo he aprendido de la vida, es que si te quita algo es para mejorar, y si te pone trabas, no es porque valga la pena, no se de donde sacamos que lo difícil es lo mejor para nosotros, porque realmente no lo es, hay que luchar si, pero creo que todo tiene un límite, podemos tratar y tratar pero ya cuando el tratar duele física y mentalmente, es momento de dejar ir.

Entre tantas páginas que estuve analizando, junte lo más importante de todo, y aquí está una receta para dejar ir:

INGREDIENTES:

  • 2 cucharadas de fortaleza
  • 4 gramos de aceptación
  • 1 puño de adaptación
  • 2 gotas de perspectiva
  • 1 pizca de ganas de vivir
  • Compasión y perdón al gusto que sea necesario.
  • Condimentos: flexibilidad, generosidad y caridad.

MODO DE PREPARACIÓN:

1. Saber perder para ganar. De nada sirve sufrir eternamente por lo que ya pasó y no se puede cambiar. Dejar ir nos permite estar abiertos a nuevas posibilidades, con una mejor disposición y poder ganar más en el futuro. Tal vez eso que perdiste te frenaba para ser la mejor versión de ti, te hacia menos, no te valoraba, te hacía sentirte mal a cada momento.

2. Separar. Cuando se aprende a separar los ingredientes buenos de aquellos que ya no sirven, el chef es el más beneficiado, su cocina está siempre limpia, sus platillos huelen sabrosos y tiene más espacio para cocinar. Quitando todo lo podrido, podrás tener algo más sano, más saludable para ti.

3. Aceptar. Al ver y aceptar la vida con simpleza y claridad ayuda a utilizar con eficacia los ingredientes con los que se cuenta. A su vez, aumenta la energía positiva en recetas que tienen mayores probabilidades de salir mejor, lo cual hace que el chef se sienta más contento con él mismo y con los demás.

4. Valorar y cuidar. Poderla disfrutar es una condición necesaria para poder cocinar feliz. Cuando se está conciente que el tiempo pasa y no vuelve, se recuerda la importancia de no desperdiciarlo ni a él ni a los ingredientes valiosos. No malgastes tu tiempo con ingredientes que no te sirven ya, que sólo te caen mal.

Dejar ir te da una fuerza extraordinaria, te levanta, puede que duela, sí, y muchísimo probablemente, pero nadie se ha muerto de dolor, ni mucho menos de desamor. De nada te sirve aferrarte a algo que te daña, en algo que ya no confías, en alguien que solo se burló de ti.

Existe algo mejor, siempre, y la recompensa más grande de dejar ir, es que algo mejor llegará, y entenderás porque te paso todo lo que te pasó.

Sé feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s